Nuestra Historia

Comenzó como el sueño de Roberto Solís y René Redzepi de compartir con el mundo su pasión por Yucatán y las aportaciones a la gastronomía de las comunidades mayas vivas. Con los años esta iniciativa se ha convertido en un impulso para la preservación del maíz criollo y la valoración del trabajo de los milperos.